miércoles, 10 de enero de 2018

CUENTOS REALES





CUENTOS REALES

Ya van llegando, nocturnos y madrugadores, los cuentos reales que os he pedido... A cada participante le toca una corona como regalito.

¡Un abrazo a todos y todas!

















































martes, 9 de enero de 2018

TRACA DE VIRTUDES





TRACA DE VIRTUDES


Nací en el Reino de Baviera... bueno, unas pocas décadas después de que se convirtiera en otro 'land' federal alemán aburrido y burocrático, ya sin pretensiones de gloria romántica como la que quedó plasmada para siempre en el castillo de Neuschwanstein que inspiró hasta a Walt Disney. 

Aparte del romántico Luis II, ahogado misteriosamente en el lago de Starnberg, mi imaginación juvenil se nutría de historias y fábulas y los reyes para mí representaban eso, una traca de virtudes: la astucia de Ulises, la honestidad de Arturo y la magia de su compañero fiel Merlín; el rey de Tolkien, Argón, que sin pensárselo dos veces se hubiese sacrificado por un hobbit. La lista es interminable. Luego llegaron los reyes de las bodas románticas y la renuncia de Eduardo VIII a la corona ¡por amor! Reyes de cuento, de fábula, personajes más o menos grandes pero fascinantes cada uno de ellos. Se les perdonaba sus excesos o les cortaron la cabeza en la guillotina. Apasionados y apasionantes dieron lugar a grandes novelas y películas inmortales. 

¿Y ahora? Unos pálidos sucesores coronados por inercia que son hombres de negocios y no dan para más que unas miniseries de televisión de tres o cuatro capítulos porque son incapaces de encender la chispa de admiración en nuestros corazones, al menos en el mío.

martes, 2 de enero de 2018

LAS CIGARRAS





LAS CIGARRAS

Las cigarras empezaron a cantar el día del Carmen. Salí al jardín porque me parecía que había dejado abierto el grifo del agua, sin embargo afuera el sonido era demasiado agudo cortando el aire como la cuchilla de barbero que yo llevaba en la mano. Ante la vibración de mi andar y el grito que se abrió paso desde mis entrañas, las cigarras -como a desgana- se fueron callando; poco a poco su coro bajó de volumen y terminó por apagarse dejando tras sí un tembloroso vacío.

En vano busqué en el metal el reflejo del sol camuflado bajo una espesa capa de líquido que iba goteando al suelo. En un impulso quise tirar la cuchilla no obstante quedaban cosas por hacer en la cabaña. Por eso volví a entrar pero me resbalé en el umbral cuando él con un último esfuerzo me agarró por el tobillo.


Más giros inesperados en el blog de Pepe.

jueves, 14 de diciembre de 2017

TORBELLINO DE TIEMPO




TORBELLINO DE TIEMPO

Cita e inspiración: Ángel González. 
"Ayer fue miércoles toda la mañana. Por la tarde cambió: se puso casi lunes..."

Llamaron a la puerta y como nadie abrió deslizaron por debajo un papel con una confusa felicitación. No hice caso y seguí tendiendo nubes con pinzas de tormenta en el cielo del sábado mientras pude alcanzarlo. Las aves del jueves rondaron la azotea y se colaron una y otra vez para  sacar hilos de niebla porque tejían sus nidos de trompeta. Lentamente caía la noche del domingo acostándose en las baldosas de rocío. Un cometa iluminó el escenario del martes trece que cumplió el  oráculo del tiempo: duró hasta la primera nevada del viernes de Nochebuena.

Sigamos revoloteando con San

miércoles, 4 de octubre de 2017

MIS SUEÑOS FINITOS





MIS SUEÑOS FINITOS


Cada globo un pensamiento,
una caricia para mi gente...

Si los soltara ahora
volarían con el viento
y cruzarían el mar
hasta llegar a la aldea.

"Vienen flores por el aire",
se admirarían los míos.

"Los manda la tiíta",
gritaría mi sobrino.

Pero algún vecino loco
pegaría dos tiros
y como pájaros muertos
caerían del cielo.
Entre árboles marchitos,
empalados para siempre,
banderines sin uso,
figurines sin nombre:
mis sueños finitos.

"No está bien mi niña",
lloraría mi madre.

"Le dije que no se fuera",
musitaría mi padre.


Mi mano desesperada se aferra al hilo
sujetando recuerdos de primavera
que yo vendo, uno a uno,
en un país que no es el mío,
como ajenas me son sus tierras.



Seguid explorando la foto de San.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

MÚSICA MAESTRO





Canción del bosque

Hace muchos cambios de luz, un caminante pasó por el Bosque de los Tiempos. Cuando percibió en los troncos de las encinas extrañas caras y caretas, se puso a silbar una alegre melodía para animarse a sí mismo a seguir.

Los silenciosos árboles, intrigados por esos sonidos atrevidos y desconocidos, que parecían canto de pájaro y al mismo tiempo no lo eran, aturdieron la melodía con el juego del sol sobre sus hojas de mil verdes, y consiguieron retenerla en el bosque.


Desde entonces, la aguda cancioncilla vuela entre los árboles, desarraigada y movida por cada soplo del viento. Muchas veces comienza a sonar en medio de la noche y gorjea y silba como un pequeño pájaro sonámbulo, porque no es de nadie ni tiene su casa en ninguna parte.

(De: 7 Historias, 7, del Bosque de los Tiempos)


... y la música sigue soñando en el blog de Roxana

miércoles, 20 de septiembre de 2017

MADRES


Venus de Willendorf (Paleolítico Superior, 24.000 a 22.000 a.C.)


¿Madre no hay más que una? Pero, señores, si estamos rodeados de madres aparte de la santa que nos llevó en su vientre...

Empecemos por la madre tierra, Gea o Gaia, la madre de todo. Ella siempre nos ha parecido la alma máter, la madre nutricia en todos los sentidos, pero recientemente esta madre naturaleza  nos castiga -cada vez más- a  latigazos con huracanes como "Catarina" o "Irma", sequías e inundaciones, y algún que otro terremoto. ¿Será un destete o se habrá cansado definitivamente de aguantarnos?

Nuestro enmadramiento no acaba ahí, ni mucho menos. El alimento más básico -el pan- requiere masa madre para su fermentación y no hay ordenador que funcione sin placa madre.

Y vamos de extremo a extremo: igual que debido a la literatura cristiana la madre de Dios es símbolo de bondad y dulzura, a pesar de lo cual hay quien no duda en abusar de su nombre con intención de insulto, todos conocemos los cuentos de hada cuya retahila de madrastras desde la de Blancanieves hasta la de Cenicienta nos dejan con mal sabor de boca a manzana envenenada.

Sin embargo, y me estoy metiendo en el  terreno político-emocional, la más peligrosa es la Madre Patria, así con  mayúscula, un nefasto concepto que sigue mandando a sus hijos no a la escuela, como hacemos las madres de a pie, sino a la guerra. Arropada por la bandera del color que sea, exige a los que hayan nacido varones -y últimamente también a las hembras- que luchen, conquisten, maten y mueran... mientras ella se atrinchera entre ministerios y criptas, llorando con lágrimas de cocodrilo las estadísticas de los caídos y legalizando castigos ejemplares contra los que tengan la lucidez de declararse pacifistas.

¡Cuidado con esas madres, que hay amores que matan!